Carnes: ¿Buena o Mala para la Salud?-Rojas, Blancas, Magras y Procesadas

Seguramente has escuchado  que el consumo de carnes no es muy bueno para la nuestra salud y que debemos reducir su consumo,  incluso es muy común escuchar el mito de que las carnes blancas son mejores y que pueden incluirse más en las dietas, a diferencia de las carnes rojas.

Sin embargo, la presencia de grasas en las carnes dependerá del tipo de corte, y de cómo las preparemos en nuestras comidas.

Lo recomendable para una alimentación fit saludable, incluso cuando hacemos dietas altas en proteínas, es el consumo de carnes en cortes magros, es decir, aquellos cortes en los que se extrae en lomo o partes del animal que no contienen grasas visibles,  bien sea carne roja o blanca. Además se recomienda cuidar mucho la presencia de grasas en el pescado.

corte de carne

Tipos de carne

La carne roja la encontramos en los cortes de res, es decir carne de vacuno, y de algunos animales de caza.

Las carnes blancas, generalmente tienen un aspecto rosa o blanquesina mientras no están cocidas. Se encuentra en el pollo, pavo, pescado, cerdo, y otros tipos de aves.

Las carnes procesadas son cortes de tipos de carne a los que generalmente se les aplica un proceso de maduración o preparación, por lo que contienen grasas saturadas, más calorías y sodio, y pueden contener grasas trans. Las podemos encontrar en embutidos como jamón, salchichas y carnes ahumadas.

Las carnes y sus nutrientes

Entre los nutrientes que encontramos en todos los tipos de carnes, destaca el aporte de proteínas completas, éstas contienen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para reponer y formar estructuras.

También nos aportan grasas en mayor o menor proporción y de diferentes tipos, éstas pueden ser saturadas monoinsaturadas o poliinsaturadas, así como una cantidad importante  de vitaminas y minerales muy beneficiosas para el organismo.

Las carnes son altas en potasio, fósforo,magnesio, ácido fólico y todas las vitaminas del complejo B.

carne roja

Son necesarias para prevenir déficit de nutrientes como la anemia por falta de hierro o por falta de vitaminas involucradas en la formación de glóblulos rojos como la vitamina B12 o el ácido fólico.

 

Lo que sucede con las carnes rojas

La diferencia entre carnes rojas y blancas, por su puesto es la presencia del color, que se manifiesta debido a la presencia de mioglobina, que es una que se caracteriza por la presencia de purinas, las cuales se descomponen en el organismo como ácido úrico, y que en exceso pueden ser perjudiciales para la salud. Así mismo consumirlas demandan un mayor trabajo digestivo para el organismo.

carne magra

Pero el consumo moderado de carnes rojas, es un complemento ideal en nuestra alimentación. Pues la mioglobina funciona como proteína cuya responsabilidad principal es transportar el oxígeno a los músculos, necesario para su funcionamiento. Por eso se recomiendan en las dietas proteicas para ganar masa muscular, construir y reparar tejidos.