Qué comer fuera de casa mientras haces la dieta proteica

Cuando salimos de casa, es importante conocer las opciones más apropiadas para comer sin abandonar nuestra dieta.

Tener un itinerario de restaurantes que basen su menú en carnes y platos completos es lo ideal para no perder la oportunidad de compartir con amigos, pero a la vez mantener las proteínas necesarias para nuestra dieta.

Ordena un plato principal con carne o pescado, y pide que lo preparen con mantequilla de buena calidad, combínalo con verduras en lugar de pan, patatas o arroz.

Comidas en restaurantes

Para comer fuera de casa, elige la mejor opción a dónde ir. Lo ideal es que selecciones ir a restaurantes que encajen en las categorías de carnes y pescados, así podrás tener libertad de pedir que te lo preparen a tu gusto. Seguro no habrá problema.

Carnes: pídelas asadas, y chequea en el menú opciones saludables para acompañarlo, como vegetales y verduras.
Pescados: puedes optar por ordenas los cortes del lomo del pescado, atún o salmón.

Recomendaciones para comer fuera de casa

Tómate tu tiempo para revisar el menú del restaurante, así podrás hacer una buena elección adaptada a tu dieta.

menu

Ten en tu bolso algún snack saludable o pieza de fruta, así si sientes hambre antes de llegar al sitio, podrás ingerir algo natural, sin irte a los excesos.

Durante la comida en el restaurante elige alimentos simples, es decir aquellos que muestran menos ingredientes en la carta, evita aquellos fritos o empanizados.

Elige acompañantes mas saludables: si vez que no hay muchas opciones para escoger un plato principal completamente sano, puedes optar por elegir acompañantes más saludables, cambia las opciones fritas por asadas o al vapor.

Pide una porción extra de verduras o ensalada, siempre serán la mejor opción como acompañantes para las comidas.

Cómo comer y beber

Pide los aderezos, cremas o quesos aparte, en un tazón pequeño y no encima de tus alimentos.

Si ves que el platillo está muy cargado de ingredientes o es muy grande,  pide la mitad de la porción para comer y el resto que lo envuelvan para llevar.

Prefiere tomar agua, en lugar de refrescos o bebidas azucaradas. Una opción para sustituir el refresco será agua mineral con gas.

comida-rapida

Comparte el postre: si definitivamente no puedes resistirte al último platillo, puedes optar por compartirlo, así estarás comiendo una porción más pequeña, y por ende menos calorías. Otra opción es tomar un café con leche o un té.