Buenos carbohidratos y malos carbohidratos

Para asegurarnos de consumir buenos carbohidratos, y reducir al máximo la ingesta de carbohidratos malos, lo recomendable es detenerse al elegirlos, tomar en cuenta los niveles de azúcar y fibra que contienen. Prefiere consumir frutas y verduras que dulces procesados, así le darás a tu cuerpo la energía que necesita diariamente.

Carbohidratos buenos

Los buenos carbohidratos aportan al cuerpo las vitaminas, minerales y nutrientes importantes para el buen funcionamiento del organismo. Son ricos en fibra, y proporcionan una sensación agradable de satisfacción después de consumirlos. Los encontramos en los siguientes alimentos:

buenos-carbohidratos

  • Espárragos
  • Aguacate
  • Pepinos
  • Berenjena
  • Berro
  • Ajo
  • Albaricoque
  • Judías verdes y guisantes verdes
  • Aceitunas
  • Cebolla
  • Patatas
  • Remolacha
  • Pimientos
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Coliflor
  • Lechuga Romana
  • Espinaca
  • Tomates
  • Calabacín
  • Fresas
  • Zanahorias
  • Apio
  • Berza
  • Maíz
  • Calabaza
  • Moras
  • Arándanos
  • Frambuesas
  • Cantalupo
  • Cerezas
  • Higos
  • Jugos de frutas naturales
  • Pomelo
  • Uvas
  • Guayaba
  • Kiwi
  • Limas y limones
  • Mangos
  • Sandía
  • Frijoles
  • Nueces crudas y semillas
  • Pasta de grano entero
  • Arroz
  • Naranjas
  • Papayas
  • Melocotones y Peras
  • Manzana
  • Caquis
  • Piña
  • Ciruelas
  • Pasas

Carbohidratos malos

La gran mayoría de carbohidratos malos carecen de fibra y generalmente contienen muchas calorías, esto debido a los complejos procesos que pasan para su producción. Contienen edulcorantes, conservantes y aditivos, por lo que se recomienda evitarlos.

malos-carbohidratos

La pérdida de de su valor nutritivo y fibra, se debe a que son alimentos altamente procesados, y generalmente se les agregan químicos y aditivos. Generalmente tienen sabores muy agradables, pero producen un aumento importante en el nivel de insulina, lo que resulta en el almacenamiento de grasas, la diabetes, enfermedades cardíacas y sobrepeso. Los encontramos en alimentos como:

  • Gaseosas
  • Pasta Blanca
  • Confituras
  • Golosinas
  • Pan Blanco
  • Pasteles y galletas
  • Cereales refinados
  • Púdines y natillas
  • Patatas fritas
  • Bebidas azucaradas
  • Bebidas alcoholicas

 

Carbohidratos simples y complejos

Los carbohidratos simples se componen de azúcares básicos, que el organismo digiere muy rápido, contienen muy poco valor nutritivo para tu cuerpo. Éstos son conocidos como carbohidratos “malos o no tan buenos” para las dietas saludables.

Las frutas y verduras son carbohidratos simples porque están compuestos de azúcar. Sin embargo son más mucho más saludables que otros alimentos como las galletas y pasteles ya que la fibra en frutas y verduras cambia la forma en que el cuerpo procesa los azúcares y ralentiza la digestión. Son más parecidos a los carbohidratos complejos.

Los carbohidratos complejos se consideran “buenos” ya que tienen una carga glucémica baja, con una menor cantidad de azúcares liberados a una velocidad más constante, y el organismo tarda más tiempo en digerirlos.